jueves, 5 de julio de 2007

ES LO MISMO...

Es lo mismo firmar un texto ajeno como propio que poner palabras no dichas en boca de alguien. El derecho autor de decir o callar es igualmente infringido. No importa si como en este caso en particular, las palabras falsas son positivas o halagadoras.
En realidad me he llevado una enorme y desagradable sorpresa al descubrir una entrevista realizada a mi persona totalmente falsa. Desafortunadamente las personas tienen tan poca ética que ni siquiera dan la cara. No existe alguien a quien reclamarle porque no dejan su nombre ni su correo electrónico para poder actuar impunemente. La entrevista mencionada se encuentra en el blog http://todosqueriamosserpoetas.blogspot.com/
Curiosamente y casi como burla, se titula: La lucha de las letras desde el anonimato de la red.
La entrevista con fecha del 14 de mayo del 2007 es total y absolutamente FALSA. Nadie se dirigió a mi persona de forma alguna para realizar tal entrevista y quiero dejarlo claro. Es una burla, es una agresión, poner palabras en mi boca que nunca fueron pensadas ni escritas por mí.
Quienes han hecho tal cosa, no solo no se conforman con su proceder totalmente carente de ética, sino que advierten que cualquier comentario o reclamo se realice en el blog, lo que resulta imposible al desconocer sus datos personales.

3 comentarios:

Veronica Curutchet dijo...

Son los pro y los contras de este medio de comunicación. Una excelente idea Issa, estaré acompañándote muchísimo porque es un tema que interesa a todos. Y ya te estoy enlazando en mis lugarcitos de siempre.

Verónica Curutchet

Anónimo dijo...

Yo me vi en una situación muy bochornosa, donde fui acusada de plagio, sin las personas tener pruebas, mas que solo la maldad entre ellas. Siendo yo tan tonta al creer en la amistad de ellas. Estas personas fueron las que habían robado algunas creaciones mías, cambiándoles palabras y sustrayéndoles oraciones. Su comportamiento fue un acto desesperado, al verse descubiertas por mi. Me queda la satisfacción que la inspiración y la calidad mía como aprendiz de literatura, sigue en mi, pues el talento aun lo tengo en mi corazón.
Te felicito por ese valor de denunciar actos infames como lo es el plagio y el denigrar el nombre de alguien honesto.

Pilar dijo...

Te felicito, Issa, con este blog y me ha parecido una idea muy buena.